La expresión artística que conserva esta Parroquia de Santa Catarina Virgen y Mártir, una de las dos primeras de la Nueva España, se manifiesta en sus imágenes, pinturas y algunos elementos litúrgicos que hasta ahora se conservan.